Adiós a la alopecia: consejos para recuperar el cabello

La caída del pelo es un problema común que, sin embargo, sigue rodeado de mitos y continúa siendo un estigma.

Sin lugar a dudas, el problema de la alopecia no es que se caiga el cabello, sino que no se recupera y por ello, es frecuentemente motivo de obsesión e importantes problemas psicológicos en las personas que la padecen. Por fortuna, la calvicie tiene tratamiento. Los expertos, por su parte, recomiendan iniciarlo cuanto antes, pues se obtienen mejores resultados tanto a la hora de frenar la caída, como para conseguir que el cabello vuelva a crecer. A continuación, compartimos algunos consejos, secretos e información importante para prevenir y detener la caída del pelo.

¿Por qué se cae el cabello?

Según los factores que provocan la caída se pueden distinguir distintos tipo de alopecia. Las causas son muy variadas, algunas de las más comunes son:

  • Estacionales: Existen ciertos momentos del año en los que la caída es más habitual (otoño y verano, por ejemplo).
  • Hormonales: Las alteraciones hormonales dan lugar a la alopecia androgenética, la principal causa de la caída del pelo entre los hombres. En la alopecia androgenética se produce una miniaturización del folículo piloso; así, el pelo que se cae habitualmente vuelve a salir, pero lo hace con menos grosor. Debido a esta alteración, según el doctor Sergio Camacho, uno de los cirujanos más reconocidos en restauración capilar de Colombia, los receptores en el folículo piloso sobre los que actúa una hormona masculina, la testosterona, generan otra sustancia que es la que produce la caída del cabello.
  • Fisiológica: Debido al paso del tiempo.
  • Alimenticio: Si bien es cierto que los factores que inciden para provocar la alopecia no tienen una relación directa con nuestros hábitos alimenticios, una dieta equilibrada sí favorece la salud del cabello. Por sus propiedades, algunos alimentos nutren los folículos pilosos y fortalecen el cabello de manera que, si los incluimos en nuestra dieta, nos ayudarán a prevenir el debilitamiento que finalmente hace caer el cabello.

El doctor Camacho recomienda consumir verduras verdes (lechuga, apio, espárragos, espinaca, etc.) carnes rojas, cebolla, nueces, ajo, calabaza, manzana, banano, aguacate, granos (garbanzos, lentejas, frijoles, etc.) frutos secos y sobre todo, beber mucha agua.

  • Estrés: El estrés puede provocar alteraciones hormonales que afectan al cabello. Las preocupaciones también influyen, incluso las de la propia alopecia.
  • Problemas de salud subyacentes.
  • Tratamientos tumorales con quimioterapia.

Debido la diversidad de factores que influyen en la caída del pelo, la herramienta más eficaz es un diagnóstico acertado a partir del cual se recomienda aplicar un tratamiento individualizado y orientado a las necesidades de cada paciente. En la actualidad, el trasplante de pelo, que tiene unos resultados formidables porque injerta el cabello de la persona, con el mismo color, forma (ondulación, liso, rizo) e inclinación, es uno de los tratamientos más comunes.