El empleado del futuro busca flexibilidad y autonomía en el espacio de trabajo actual y del futuro

Los tres principales impulsores del lugar de trabajo del futuro: flexibilidad, autonomía y facilidad de uso en las herramientas de colaboración

Las investigaciones demuestran sistemáticamente que uno de los principales objetivos de las empresas es permitir el trabajo de sus empleados a través de herramientas y soluciones tecnológicas. Con el 70% de la Generación de los Millennials pidiendo ya un alto nivel de flexibilidad en sus puestos de trabajo, y con 9 de cada 10 de la Generación Y poniendo la flexibilidad como una prioridad, las empresas de todos los tamaños necesitan adaptarse y satisfacer las necesidades de estos empleados del futuro. Para los más jóvenes, que crecieron con Skype y Facebook, la colaboración visual ha sido parte de su vida y quieren y esperan hacer las mismas cosas en el trabajo. La tecnología digital ahora da a los empleados un acceso constante a la gente y la información tanto dentro como fuera de la empresa, y esperan ese acceso en el lugar de trabajo.

De acuerdo a Sir Cary Cooper, Profesor de Psicología Organizacional y Salud en la Manchester Business School, el empleado del futuro tiene 3 criterios principales en lo que a tecnología se refiere, ya esté en casa o en el trabajo; flexibilidad, autonomía y facilidad de uso. Con estas tres cosas están contentos y son trabajadores felices y productivos.

La tecnología en pruebas para el futuro alinea tecnología con las necesidades de los trabajadores del futuro; esto significa identificar soluciones que sean naturales. Como dice el Profesor Cooper, “a la gente le gusta verse cara a cara”. Es más natural ver a la gente con la que estamos hablando y recoger todas las señales no verbales que nos están dando y empezar así a tener mejores relaciones.

A través del uso de las soluciones de colaboración en vídeo de Polycom, muchas empresas, independientemente del sector y tamaño, ya están ofreciendo a sus empleados un mayor nivel de flexibilidad, autonomía y facilidad de uso de herramientas de la que habían esperado. Sir Cary Cooper comenta que “la tecnología es nuestro facilitador” cuando se trata de flexibilidad en el espacio de trabajo. Los empleados esperan poder elegir sobre su espacio de trabajo físico. El trabajo a distancia y flexible permiten que los trabajadores satisfagan también sus necesidades personales, como cuidar a los niños y personas mayores a su cargo. Los empleados felices son más trabajadores y además dan un valor añadido al negocio.

Casos de éxito

VUC Storstorm ha centrado su programa ‘The Global Football Classroom’ en ofrecer flexibilidad para permitir que los estudiantes y deportistas tengan éxito. La plataforma, creada por la Asociación Danesa de Fútbol, permite a los jugadores asistir a las clases juntos en una clase virtual cuando no tienen que entrenar en el campo. “A veces es difícil para los jugadores jóvenes priorizar sus estudios cuando están persiguiendo sus sueños. Necesitamos hacer las clases más accesibles y flexibles para que puedan completar sus estudios”, cuenta Kristian Madsen, Director del Desarrollo de Programa en VUC. Añade que “a través de las soluciones de Polycom, hacemos posible que sigan entrenando y continúen con sus estudios, dando a estos jóvenes las mejores oportunidades para el futuro”.

Otro caso de éxito son los centros para mayores de las zonas de Lancashire y South Cumbria en Reino Unido, Blackpool Teaching Hospitals NHS Foundation Trust, donde ya se están beneficiando de la telemedicina a través de la innovadora solución Video-as-a-Service (VaaS), capaz de salvar vidas. Usan el vídeo de una forma innovadora, lo que ha mejorado el cuidado a pacientes de residencias de ancianos gracias a tecnología de colaboración en vídeo desde la nube. Esta tecnología de Polycom permite a los profesionales médicos atender citas fuera de hora sin la necesidad de viajar hasta el centro o el hospital, y sin tener que esperar a organizar una visita a domicilio. El hecho de que la tecnología era muy sencilla de utilizar fue decisivo para implantar el programa.

Estos ejemplos muestran a las empresas que pueden aprender mucho de las innovaciones en el sector público. En última instancia, las expectativas de los trabajadores están cambiando mucho, y su impacto en la implementación TIC empresarial se puede resumir en tres pilares; espacio de trabajo, la experiencia y el flujo de trabajo. Es el deseo de colaborar en cualquier lugar, de forma natural y con un impacto positivo.

La colaboración por video está jugando una parte muy importante en la educación de los jóvenes, ¿por qué no potenciar a nuestros trabajadores actuales y darles las herramientas necesarias para hacer posible el espacio del trabajo del futuro ahora mismo?