El posicionamiento SEO en tiendas online (parte 2)

En El artículo anterior hablamos de pasada del posicionamiento SEM, aquél que nos permite estar en las primeras posiciones de las páginas de resultados de los principales buscadores de Internet previo pago. Comentábamos algo con lo que no cuentan muchas empresas que deciden publicitarse y que a veces nadie les explica pues no todos tenemos buenos conocimientos del mundo del marketing en la Red, en Internet, el importante hecho que implica dejar de pagar por los anuncios patrocinados, la absoluta desaparición de escena.

Una vez que se terminan las campañas nuestra web desaparece, es decir, solo nos encontraran si nos buscan por nuestro nombre, es decir, por el nombre de nuestro dominio y, con suerte, por alguno de nuestros productos o marca en la página veintitantos a la que no suele llegar nadie. Y por qué ocurre esto. Cuando decidimos tener una Web corporativa o una tienda online, pesa el tema de la estética, lo bonita o espectacular que queremos que quede nuestro sitio. Damos prioridad a las imágenes, a los archivos multimedia y a la espectacularidad de su presentación.

Desconocemos cómo trabajan los motores de búsqueda, qué parámetros tienen en cuenta a la hora de indexar una Web, es decir, de catalogarla,  y qué elementos interfieren en la extracción de información que realizan los indexadores. En realidad un buscador funciona como una Biblioteca: los indexadores sacan información de cada Web (libro), escogen las palabras  que contiene ésta, las clasifica por su relevancia dentro de la actividad que vende la Web (tema del que trata el libro), donde están localizadas (dentro de la web, de su contenido) y qué vínculos o enlaces contiene ésta y hacia donde apuntan (equivalente a la Bibliografía de los libros).

Y esto qué quiere decir. Dicho así parece algo sencillo pero no lo es. Esto implica que los buscadores, algunos más que otros, realizan una auténtica labor de escrutinio de las Webs para catalogarlas y luego ponerlas a disposición de los usuarios en función de la calidad de su estructuración y de su contenido.  De ahí el nombre, SEO, Search Engine Optimization, en nuestro idioma, Optimización de los Motores de Búsqueda. Y así llegamos al quid de la cuestión, la optimización de nuestra página web y los procesos para su posicionamiento natural u orgánico.

Conclusión: nuestro diseño tiendas online   tiene que ser creada, fabricada, estructurada para que los buscadores encuentren fácilmente la información que nos interesa dar a conocer u por la que queremos que nos encuentren los usuarios de Internet. Y qué nos piden: calidad. Calidad en su estructura y en su contenido. Los motores de búsqueda emplean algoritmos de clasificación cada vez  más complejos. No está de más conocer un poco de historia sobre el tema. Así en la Wikipedia podemos encontrar la siguiente información:

Larry Page y Sergey Brin, desarrollaron “Backrub”, un motor de búsqueda que se basaba en un algoritmo matemático que puntuaba la relevancia de páginas web. PageRank, es el nombre del número calculado por el algoritmo, una función que cuenta con la cantidad y fuerza de vínculos entrantes. PageRank estima la posibilidad de que una página web será visita por un usuario web que navega aleatoriamente por la web, y sigue vínculos de una página a otra. Esto significa que algunos vínculos son más fuertes que otros, por lo que una página con PageRank más alto tiene más posibilidad de ser visitada por un usuario aleatorio.Page y Brin fundaron Google en 1998”.

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. El auge de las Redes Sociales y los Blogs han hecho que los buscadores cambien, casi de forma continua,  sus estrategias de indexación. El trabajo de los Webmaster se ha tenido que ir adaptando al capricho de aquellos y a los continuos cambios en los algoritmos de búsquedas así como a  nuevas normas que se van estableciendo para trabajar en el posicionamiento de las Webs y de los  diseño tienda online

Estos cambios si bien han podido mejorar en algunos aspectos la usabilidad de los usuarios también han tirado por tierra meses, e incluso años, de trabajo de muchos Webmaster y administradores de sitios web. En 2011 con Panda y en 2012 con Pengüin, Google da la vuelta a la tortilla y establece una serie de normas para limitar las técnicas de posicionamiento. El resto de buscadores también emplean diferentes algoritmos de búsqueda pero al contar con menos cuota de usuarios resultan menos restrictivos.

Con el posicionamiento natural, SEO, lo que tratamos es de aparecer en los primeros puestos de las primeras páginas de resultados de los buscadores, y esto se consigue mediante la optimización de la estructura y contenido de nuestro sitio, sea Web sea tienda online, y haciendo que nuestros sitio sea popular a través de enlaces externos que hagan referencia a nuestro sitio. Sobre las estrategias web design y técnicas de posicionamiento web hablaremos en mayor profundidad en el próximo capítulo.