Un buen liderazgo como punto clave para el éxito

Por Marco Landi, presidente de Polycom EMEA y APAC

Para llevar a cabo un buen liderazgo es necesario tener en cuenta que un equipo más fuerte significa éxito en los negocios. Es importante que los líderes estén nutriendo a los equipos para promover la excelencia empresarial.

Teniendo en cuenta que trabajamos con equipos de Polycom geográficamente dispersos por todo el mundo, es imprescindible conocer las claves para garantizar el éxito de la empresa a pesar de que los trabajadores no se encuentren en un mismo sitio físicamente.

La forma correcta de manejar esto la descubrí recientemente, cuando realicé una expedición de escalada a Carstenz Pyramid en Indonesia, y lo que aprendí durante este viaje también resuena en el mundo del liderazgo de la siguiente manera:

La práctica te hace perfecto

Ya sea que se esté haciendo algo nuevo o retomando cosas de donde se dejaron, un poco de práctica es muy útil. Inmediatamente después de haber identificado lo siguiente que se desea hacer, es necesario sentarse y pensar cuidadosamente sobre las habilidades que se necesitarán para alcanzar el objetivo.

Hacer esto antes de emprender cualquier proyecto nuevo y darle a sus equipos acceso a recursos y herramientas que los ayudarán a prepararse es de vital importancia, así como encontrar oportunidades para reunir al equipo, ya sea en persona o en video, para aprovechar el poder de la conexión humana, es por ello que en Polycom, utilizamos nuestros servicios de videoconferencia, que nos permiten estar en contacto de manera natural, sin ruidos de fondo y con una imagen de alta calidad que nos permite apreciar cada detalle del interlocutor que se encuentra “al otro lado de la pantalla”.

Hacer un seguimiento del progreso para obtener más información

Las actividades de seguimiento y medición pueden consumir mucho tiempo, y los líderes a menudo prefieren enfocarse en los objetivos finales como en el logro principal que define el éxito. Si bien es importante mantenerse enfocado en los resultados, los aprendizajes del viaje también pueden hacerlo un profesional más fuerte y un líder. Los resultados de este ejercicio harán que gastar tiempo en ello valga la pena. Es una necesidad para todos los líderes hacer un seguimiento y medir para evaluar el progreso real.

Preguntarse: ¿Cómo fue el viaje?

Definitivamente uno debe hacerse esta pregunta al final de cada proyecto: ¿cómo fue el viaje?

Para la respuesta hay que ser honesto y animar al equipo a proporcionar comentarios también. Quizás se pueda aprender que, aunque los resultados se ven bien, la experiencia no fue tan buena.

Esto debería hacer sonar las campanas de alarma la cabeza de todo líder, ya que significaría que el espíritu de equipo y los niveles de motivación están bajos. Los líderes deben prestar atención a las experiencias del equipo ya que eso es lo que lo convertiría en un jugador de equipo y lo ayudaría a identificar formas de aumentar la moral del equipo.

Por eso en Polycom creemos que es tan importante la comunicación de “humano a humano”, poder sentirse parte de un equipo a pesar de estar a kilómetros de distancia y trabajar codo con codo con nuestros compañeros hace que además de obtener buenos resultados, se consiga la mejor de las experiencias.