La evolución del precio del gasoil y el cierre de las gasolineras low cost

gasoil-al-mejor-precio-informa evoulicon precio gasoilSe avecinan malos tiempos para los propietarios de gasolineras “low COST” o “gasolineras fantasmas”: La burbuja estallará en breve y muchas gasolineras que no se hayan afianzado y mantengan un modelo muy definido y optimizado comenzarán a tener problemas para sobrevivir. El mimetismo con la burbuja inmobiliaria es claro: en los tiempos de bonanza comprabas un piso, subía de valor y lo vendías obteniendo una plusvalía importante; esto llevó a mucha gente a endeudarse pensando que el modelo iba a ser eterno. Otros, más atrevidos, se convirtieron en constructores, pensando que habían descubierto la gallina de los huevos de oro. Todos sabemos el resultado final de todos los que pensaron que el ladrillo era el Maná.

Con las gasolineras se ha repetido el fenómeno

  • Montó una gasolinera “LOW COST ” y como coincide con el inicio de la crisis, los terrenos son baratos, la mano de obra es barata, el montaje es barato y además se une a un precio alto del combustible unido a la psicosis en la población,comenzó a vender gasoil y gasolina y  todo al contado, a los 4 días tenía la gasolinera que más vendía de la zona.
  • Montó otra gasolinera ya con ayuda financiera y luego otra, pensando que esto va a durar eternamente
  • Mientras que la primera gasolinera era rentable por varios factores:ubicación, novedad, margen aceptable, las próximas ya no lo son tanto por varios factores: no tan buena ubicación, deuda financiera, reacción de la competencia, bajada de la psicosis etc.
  • La evolución del precio del combustible iba a favor de las gasolineras, ya que compraban a un precio y lo vendían más caro por la propia subida del carburante, esto ampliaba los márgenes.

Un factor con el que nadie contaba (igual que nadie contaba que el ladrillo y los terrenos algún día comenzarían a bajar) era que el precio del combustible bajara, lo que se traduce en:

A Cuando la gasolinera compra una cisterna de 32000 litros y el precio baja, tiene 2 opciones:

  • La primera es bajar el precio con lo que el margen que ya es estrecho, todavía se estrecha más
  • Y si mantiene el precio, la competencia tendrá un precio más económico y sus ventas bajarán.

B Cuando el precio ha bajado tanto, deja de ser una obsesión para el consumidor y comienza a buscar otras alternativas volviendo a otras gasolineras que le inspiran más confianza aunque le cueste un poco más ya que ahora le cuesta menos de lo que hace un año pagaba en una “low COST”

Esto, unido a otros factores, como la leve recuperación económica, el aumento del precio de los terrenos, el aumento del precio de la mano de obra y, en definitiva, el aumento de los costes fijos de la Gasolinera, unido a la reacción de los grandes grupos, que además de ganar en competitividad han conseguido movilizar a las instituciones para que las “gasolineras fantasmas” estén obligadas a cumplir una normativa mucho más cabal y restrictiva, lo que también repercute de forma directa en los costes fijos, está haciendo que el resultado ya se empiece a parecer al desenlace de la burbuja inmobiliaria y ya haya comenzado a cerrar alguna gasolinera low COST.

En los próximos años si se confirman las previsiones de la bajada del precio del combustible, asistiremos al cierre de varias gasolineras “LOW COST” especialmente en Cataluña y Madrid, donde el modelo ya comienza a dar síntomas de agotamiento.

Como en todos los ámbitos empresariales, sobrevivirán y saldrán fortalecidas de esta criba las empresas que sean capaces de adaptarse a la nueva realidad lo antes posible: es decir, las que no hayan contraído una gran deuda y además sean flexibles para poder reaccionar rápido a todos los cambios.